• AEC UPR RP

11 consejos para mantenerte productivo al estudiar a distancia.

Redactado por: Camila Cosme


Ante la realidad de la educación a distancia (debido a la pandemia COVID-19) es probable que te hayas encontrado con nuevos retos a la hora de estudiar. Indudablemente, estudiar desde el hogar supone ciertos beneficios; pero también conlleva limitaciones o desventajas como, por ejemplo, familiares que interrumpen tu tiempo de estudio, fallas del sistema eléctrico, falta de conexión a internet, entre otros. Estas circunstancias pueden comprometer tu concentración, motivación y, por ende, tu productividad al realizar cada trabajo asignado. Por esta razón, te comparto 11 consejos que pueden ayudarte a mantener un nivel óptimo de productividad durante este semestre de educación remota.


1. Separa un espacio en tu hogar para estudiar.

Tener un lugar designado para tomar tus clases en línea, llevar a cabo tus tareas y sentarte a estudiar facilitará tu proceso de aprendizaje. Asegúrate que este espacio esté organizado y libre de distracciones para que puedas concentrarte en tus deberes.


2. Crea una rutina.

Aunque te encuentres estudiando desde tu hogar, intenta mantener una rutina similar a la que llevarías si tomaras clases presencialmente. Para esto, te recomiendo lo siguiente:

  • Ordena tu espacio de estudio antes de irte a dormir.

  • Pon a cargar tus dispositivos electrónicos durante la noche.

  • Levántate temprano para tus clases.

  • Desayuna.

  • Haz tu cama.

Y… ↓


3. ¡Quítate ese pijama!

Te entiendo. Estás en tu casa tomando clases en línea y piensas que no es necesario cambiarte la ropa. Sin embargo, te recomiendo que te quites la ropa que utilizaste para dormir. Puedes ponerte algo cómodo, pero que te ayude y te motive a comenzar tu día de estudio. Aunque no lo creas, puede hacer una gran diferencia. Es una forma de decirte a ti mismo: “Estoy listo para trabajar. Ya la hora de dormir pasó”.


4. ¡Organízate!

Lleva una agenda o calendario donde coloques las asignaciones, exámenes, proyectos y demás deberes que tengas pendiente. Recomiendo que mantengas esta agenda o calendario en un lugar visible para que no pierdas de vista aquello que te queda por hacer y, sobretodo, que no se te pasen las fechas de entrega.


5. Proponte metas diarias.

Es útil hacer un to-do list antes de comenzar a estudiar o, incluso, la noche antes. De esta forma, comenzarás el siguiente día con una idea clara de todo lo que tienes por hacer. Mide bien tu tiempo y proponte metas diarias que sean alcanzables, o sea, no pretendas completar un sinnúmero de tareas el mismo día. Esto solo te causará ansiedad y te sentirás agobiado cuando veas que no pudiste completarlo todo.


6. Emplea técnicas de concentración.

Existe una variedad de técnicas para mejorar la capacidad de concentración. Algunas de estas son:

  • Escribir con papel y lápiz (en lugar de utilizar el teclado).

  • Escuchar música de fondo.

  • Mascar chicle.

  • Designar bloques de tiempo tanto para realizar tareas como para tomar descansos (ej.: técnica de Pomodoro).

7. ¡Levántate del asiento!

Recuerda que la actividad física es imprescindible para mantenerse saludable. Intenta salir a caminar o hacer una rutina de ejercicios, practicar yoga, bailar, etc. Además, cada cierto tiempo levántate de tu silla y estira tu cuerpo por unos minutos antes de volver a sentarte.


8. No comprometas tus horas de sueño.

Necesitas descansar adecuadamente para poder rendir y cumplir con tus tareas durante el día. Asegúrate de dormir bien, especialmente la noche antes de un examen, para que puedas pensar con claridad y mantenerte atento.


9. Despégate del celular.

A veces no nos percatamos de la cantidad de tiempo que perdemos viendo las redes sociales. Si te es posible, aleja tu celular de tu área de estudio para que no te veas tentado a usarlo durante este tiempo. También, te puede ayudar poner el teléfono en vibración o en modo avión.


10. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

Sé que lo has escuchado una y otra vez, pero es una pieza clave para mantenerte productivo. Es más fácil mantenerse al día en cada clase, que dejar las tareas y proyectos acumularse para luego intentar ponerse al día con todo al mismo tiempo. Realizar tus asignaciones y estudiar con tiempo te ahorrará estrés y ansiedad más adelante.


11. Haz tiempo para ti.

No olvides dedicarte tiempo para relajarte, hacer una actividad que disfrutes, compartir con tu familia o seres queridos y, simplemente, alejarte de la universidad por un rato.


Espero que estos consejos te sean útiles al momento de estudiar y que te ayuden a mantenerte productivo a pesar de los retos de la educación a distancia. Te deseo mucho éxito en el resto del semestre. ¡Tú puedes!


71 views0 comments

Recent Posts

See All